• open panel

Segundo día de actividades en SfN 2013

 
Prof. Tracy L. Bale (Foto: Universidad de Pennsylvania)

Prof. Tracy L. Bale (Foto: Universidad de Pennsylvania)

En el segundo día del congreso de la Society for Neuroscience, me llamó mucho la atención la conferencia de la Dra. Tracy L. Bale, Profesora de Psiquiatría de la Universidad de Pensilvania, quien se dedica a investigar los efectos transgeneracionales del estrés pre- y post-natal, durante ventanas críticas del desarrollo  como la pubertad, así como resultado de exposición a traumas o etapas adversas en la vida. Todo esto lo estudia utilizando ratas como modelo animal.

Es bien conocido ya, aunque hace algunos años no estaba tan claro, que situaciones como el estrés y nuestras experiencias de vida, inducen cambios epigenéticos en el ADN de nuestras células. Un cambio epigenético es aquel que aunque no modifica la secuencia del ADN sí altera de forma reversible la expresión de genes específicos. Ahora también está demostrado que estos cambios “reversibles” pueden ser transmitidos de los padres a sus hijos, e incluso a sus nietos, y que muchos de estos cambios se manifiestan en una forma sexo-específica (por ejemplo, del padre a las hijas, o de la madre a los hijos). Estudiar los efectos transgeneracionales del estrés es complicado, dado que existe un número muy variable de factores involucrados, incluyendo la dieta, infecciones, estrés prenatal y postnatal, comportamiento y personalidad de los padres, entre otros. Además, existen en la madre otros cambios propios del ambiente uterino, el embarazo y el parto.

En su conferencia magistral, la Dra. Bale presentó varios casos de cómo nuestra predisposición a desarrollar ciertas enfermedades es influenciada por estrés y traumas en etapas críticas del desarrollo. Mencionó que para que un cambio epigenético se vuelva heredable, éste tiene que ocurrir en la línea germinal (la que da origen a los óvulos y espermatozoides), y que tales cambios pueden ocurrir en el embrión o en el adulto. En el caso de la madre, los efectos pueden transmitirse hasta dos generaciones.

 

 

dutch famine

Hambruna holandesa de 1944

El caso de la dieta es interesantísimo, ya que estudios tanto en ratones como en humanos coinciden en que una dieta alta en grasas durante el embarazo y la lactancia están correlacionadas con mayor crecimiento en la descendencia, y una predisposición clara para desarrollar diabetes, ansiedad, neuroinflamación y desequilibrios en el sistema nervioso central de los sistemas dopaminérgico y de receptores de opioides en el cerebro. En humanos, el caso más conocido es el de la hambruna holandesa de 1944. Cerca del fin de la segunda guerra mundial, alrededor de 20,000 personas murieron de hambre en Holanda, debido a un embargo alimentario impuesto por los Nazis. Aquellas mujeres que se encontraban embarazadas durante la hambruna tuvieron hijos más susceptible a contraer diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, microalbuminuria, enfermedades psiquiátricas y otros problemas de salud. También se determinó que estos efectos se transmitieron, aunque en forma mitigada, a la siguiente generación.

 

Prof. Gerry Rubin (Foto: Twitter)

Prof. Gerry Rubin (Foto: Twitter)

La conferencia presidencial de la tarde estuvo a cargo del Profesor Gerald Rubin, director del campus de investigación Janelia Farm, del Howard Hughes Medical Institute. Al inicio de su plática, comentó cómo había sido el proceso de creación de Janelia Farm. Dijo que se inspiraron en otros casos de éxito como Bell Labs en los Estados Unidos y el MRC Laboratory of Molecular Biology, en Cambridge, Reino Unido.  Buscan tener grupos pequeños, trabajando en pocas áreas de interés (neurobiología, desarrollo de tecnologías e imagenología del cerebro), con financiamiento interno, de modo que permita a los jefes de grupo involucrarse activamente en las investigaciones. Además, no existen las plazas permanentes y se busca que haya mucha movilidad y colaboración. Janelia Farm es la apuesta más importante de una de las fundaciones más grandes en el mundo que apoyan la ciencia y la investigación médica. Durante su presentación, el Prof. Rubin habló de como su laboratorio y otros en Janelia han estado utilizando la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) para entender el funcionamiento del sistema nervioso.

 

En la segunda parte de la crónica del segundo día, mostraremos trabajos que están siendo presentados en póster, incluyendo aquellos de investigadores mexicanos.

 

Leave a Comment

*

© 2013 Más Ciencia por México. Algunos derechos reservados.
Encuéntranos en las redes sociales